fondo blog

miércoles, 9 de septiembre de 2015

La leyenda de los tres gigantes.Tarazona (Zaragoza)


En Los Fayos, pueblo muy cercano a Tarazona,  vivía un mítico gigante, Caco, en una cueva  donde guardaba todo que robaba. Con él habitaba su hermana gemela, del mismo tamaño y la misma fuerza. 

Muy cerca de Los Fayos, en Agreda,  moraba otro gigante llamado Pierres (también conocido como Tubalcain), éste quería conocer a Caco, así que se dirigió a Los Fayos a verlo.

Antes de encontrarlo vio a su hermana labrando un campo, y cuando le preguntó por su hermano, ella, haciendo gala de su enorme fuerza, levantó el arado y la yunta en el aire para indicarle la cueva donde se encontraba Caco.

Pierres llegó a la cueva y ambos gigantes tuvieron un encuentro cordial, celebrándolo por todo lo alto, y con gran cantidad de vino.

A partir de ese momento vivieron  muchas andanzas juntos, divirtiéndose  y llevando a cabo distintas fechorías.
Una de ella  consistió en ir a cazar al Moncayo, Pierres desgarró sin ninguna difilcultad a un león y Caco a una vaca.

Satisfechos con la hazaña pensaron en dirigirse a Tarazona, y en ello estaban cuando se toparon con otro gigante, Sansón, quien, como no tenia nada que llevar arrancó una carrasca (encina) y se la echó a la espalda.

De esta guisa aparecieron los tres en Tarazona.

De este episodio con más detalle, incluido otro gigante, Hércules, da fe la fachada de la casa consistorial de Tarazona, donde quedan reflejados en piedra, fielmente esculpidos, éstos  personajes.




Pero no todo era diversión, en cierta ocasión Caco le robó el ganado a Hércules y lo escondió en su cueva, este último se indignó, y, siguiendo sus huellas, llegó a donde se encontraba Caco. 

Allí pelearon hasta la muerte.

Fue tan cruenta la batalla, que, fruto de ella, aparecieron los ríos y valles que hoy podemos contemplar. 

Hércules mató a Caco, y, con la última piedra que utilizó para enterrarlo nació el Moncayo que hoy conocemos.
© marian tarazona
*Texto e imágenes propiedad del blog*